Si se requiere realizar una radiografía de tórax, se debe ingresar al paciente a la sala de observación del servicio de urgencias en un cubículo aislado tomando en cuenta las siguientes consideraciones:

  • Se utilizará un aparato portátil para evitar traslados. El aparato deberá estar protegido por plásticos desechables y lavado posteriormente con un desinfectante aprobado para superficies.
  • Para los profesionales de radiología que tendrán contacto limitado con los pacientes con COVID-19 deberán usar mascarilla quirúrgica.
  • La radiografía portátil deberá ser realizada por dos técnicos: mientras el primero realiza la prueba, el segundo actúa como apoyo y manipula el material que no se contamine (en caso de solo contar con un técnico en turno, se apoyará del personal de camilleros).
  • Solo uno de los técnicos usará el Equipo de Protección Personal (EPP) y entrará en la sala de aislamiento.
  • El chasis se cubrirá con una bolsa de plástico.
  • Al acabar el estudio, el técnico que manipuló la placa pasará el chasis al segundo técnico (o camillero) sin tocarlo (el técnico que hizo el estudio solo toca la bolsa de plástico; el segundo técnico retira el chasis cuidadosamente, sin tocar la bolsa).

Limpieza y desinfección del equipo

  • El chasis se limpiará y desinfectará según las instrucciones generales antes de pasarlo por el departamento de radiología.
  • Al finalizar el procedimiento, se limpiará y desinfectará el equipo, según las instrucciones generales.
  • Al realizar la limpieza de equipos usados por pacientes con COVID-19 confirmado se usará el EPP. En cualquier caso, siempre deberán usarse guantes.
  • En caso de necesitar hacer mas de un estudio portátil en la misma estancia corta, el técnico que lleva el EPP puede hacerlos con el mismo equipo de protección, cambiando los guantes entre uno y otro estudio, con lavado de manos en el cambio de guantes.

Tomografía axial computada (TAC)

El procedimiento se realizará en la sala de tomografía convencional, con previa notificación y preparación.

  • En caso de que el estudio necesite contraste intravenoso, se enviara el paciente con una vía venosa periférica.
  • La manipulación de la vía y la colocación de la bomba de contraste la hará el personal de enfermería, que debe entrar en la sala con EPP.
  • El personal que lleve EPP saldrá de la sala durante la emisión de rayos X, pero siempre pendiente del estado del enfermo. En este punto es crítico evitar el contacto con superficies o con cualquier personal.
  • Al finalizar el estudio, el personal se quitará el EPP según el protocolo de este manual.

Limpieza y desinfección de la sala

  • Se procederá a la limpieza y desinfección de la sala y de todas las superficies que puedan haber tocado paciente y personal.
  • Al realizar la limpieza, el personal estará protegido con un EPP en casos de pacientes COVID-19 confirmados.
  • Se limpiará el equipo con agua y jabón. Se aplicará la solución en la camilla y el gantry, especialmente en el interior.
  • Al limpiar y desinfectar las cubiertas anterior y posterior se cubrirá el micrófono para evitar que el líquido se introduzca en él mismo.
  • Hay que ser muy cuidadoso al limpiar las esquinas y las rendijas para evitar que el líquido entre en el equipo.
  • Si es viable, dejar la sala cerrada durante una hora.

Fuente:

Romero-Hernández, Sofía & López, Eder Iván & Uribe, Javier & Pérez Nieto, Orlando & Guerrero Gutierrez, Manuel & Soriano, Raul & Sánchez-Díaz, Salvador & Diaz Martinez, Manuel & Deloya Tomas, Ernesto. (2020). Protocolo de atención para COVID-19 (SARS-CoV-2) de la Sociedad Mexicana de Medicina de Emergencias. 10.13140/RG.2.2.16460.97922.

https://www.researchgate.net/publication/340362455_Protocolo_de_atencion_para_COVID-19_SARS-CoV-2_de_la_Sociedad_Mexicana_de_Medicina_de_Emergencias

Imagen:

GE LightSpeed CT scanner at Open House, Monroeville, Pennsylvania

https://commons.m.wikimedia.org/wiki/File:UPMCEast_CTscan.jpg